0

Un estudio de la Universidad de Helsinki (Finlandia) ha encontrado una asociación entre las infecciones orales infantiles más comunes y la aterosclerosis, la principal causa subyacente de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

La enfermedad se caracteriza por el estrechamiento de las paredes arteriales como consecuencia de la acumulación de lípidos y células, la llamada placa aterosclerótica. Se sabe que las infecciones e inflamaciones orales más avanzadas (lesiones endodónticas y periodontitis) están asociadas con varios factores de riesgo cardiovascular y riesgo de enfermedad en los adultos.

En los adultos, la periodontitis en particular ha sido estudiada extensamente, y actualmente se considera un factor de riesgo independiente para las enfermedades vasculares ateroscleróticas. También se sabe que el tratamiento de la periodontitis disminuye los factores de riesgo cardiovascular.


Este nuevo estudio, publicado en la revista ‘Journal of the American Medical Association Network Open, se inició en 1980, cuando se realizaron exámenes clínicos orales a 755 niños de 6, 9 y 12 años de edad. El seguimiento terminó en 2007, cuando se midió el grosor de la íntima-media de la arteria carótida en un examen de ultrasonido de los participantes, que entonces tenían 33, 36 y 39 años de edad. Los factores de riesgo cardiovascular se midieron en varios puntos temporales.

De todos los niños, el 68, 87 y 82 por ciento tuvieron sangrado, caries y empastes, respectivamente. No hubo diferencias entre los niños y las niñas. En el 54 por ciento de los niños se observaron bolsas periodontales leves, y fueron más frecuentes en los niños que en las niñas. Solo el 5 por ciento de las bocas examinadas estaban totalmente sanas, mientras que el 61 y el 34 por ciento de los niños tenían de uno a tres signos y cuatro signos de infecciones orales, respectivamente.

Tanto la caries como las enfermedades periodontales en la infancia se asociaron significativamente con el grosor de la íntima-media de la arteria carótida en la edad adulta. El engrosamiento de la pared de la arteria carótida indica la progresión de la aterosclerosis y un mayor riesgo de infarto de miocardio o cerebral.

También te puede gustar...

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *