0

La Misión de Naciones Unidas en Malí ha confirmado que al menos 18 personas han sido asesinadas en dos ataques entre comunidades étnicas del país africano ocurridos esta semana.

El primer ataque ocurrió el miércoles en la región de Mopti, en el centro del país, y el segundo al día siguiente en el mismo lugar, cuando los residentes estaban recogiendo los cuerpos del ataque anterior, según ha informado la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí(MINUSMA)

Mopti ha sido el escenario reciente de una matanza que se saldó con 162 muertos, 64 heridos y más de 500 casas y otras instalaciones incendiadas el pasado 23 de marzo.


“Naciones Unidas insta a las autoridades a que redoblen sus esfuerzos para poner fin a este ciclo de violencia intercomunitaria, que se está repitiendo en un contexto de inseguridad alarmante de por sí”, ha hecho saber el representante especial de la ONU en Malí, Mahamat Saleh Annadif.

Los fulani han coexistido de forma pacífica desde hace tiempo con los bambara, pero la presión económica y la infiltración de milicianos islamistas ha aumentado la tensión.

La violencia en Malí, otrora confinada al desértico norte, se ha extendido hacia el sur en los últimos años en parte al reclutamiento de los yihadistas entre los fulani marginados, que viven principalmente en el centro del país.

También te puede gustar...

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *