0

La Policía y las Fuerzas Armadas de Bolivia han iniciado este jueves “operaciones conjuntas” de “patrullaje preventivo” de cara a los actos del 22 de enero, en el que los seguidores del expresidente Evo Morales han anunciado movilizaciones.

El comandante de la Policía de La Paz, William Cordero, ha sostenido en una entrevista a Unitel que el operativo forma parte de “trabajos preventivos” para “poder tener la paz necesaria para la sociedad”, según ha informado el diario boliviano ‘La Razón’.

Así, ha recalcado que ya hubo una operación similar hace una semana en La Paz que “le gustó a la gente”. “Le gusta a la sociedad que las Fuerzas Armadas y la Policía trabajen de la mano”, ha agregado.

El citado diario ha recogido además una circular policial que resalta que el plan tiene carácter nacional para “garantizar la paz social, el orden público, el ordenamiento jurídico, la seguridad pública y la seguridad ciudadana en todo el territorio nacional”.

Las movilizaciones fueron convocadas hace cerca de dos semanas por la presidenta del Senado y miembro del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, Eva Copa, con motivo del Día del Estado Plurinacional.


Los sectores afines al mandatario argumentan además que el 22 de enero finaliza el mandato interno de Jeanine Áñez, si bien el Tribunal Constitucional aprobó el miércoles el proyecto para prorrogarlo hasta las elecciones, programadas para el 3 de mayo.

Áñez se autoproclamó presidenta interina en su calidad de nueva titular del Senado después de que Morales dimitiera el pasado 10 de noviembre en respuesta a las “irregularidades” detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en los comicios del 20 de octubre, desencadenante de la crisis política.

El mandato de Morales expiraba el 21 de enero, por lo que el de Áñez, que asumió el cargo para reemplazar al líder indígena y evitar así el vacío de poder propiciado por la cascada de dimisiones de altos funcionarios, también lo iba a hacer ese mismo día.

Sin embargo, el MAS y el nuevo oficialismo acordaron en diciembre consultar al Tribunal Constitucional sobre la posibilidad de prorrogar el mandato de Áñez y de las demás autoridades de elección popular que también debían abandonar el cargo este mes.

Tras la decisión del Constitucional, Áñez se mantendrá como presidenta interina hasta que se conozca al ganado de las elecciones del 3 de mayo, con las que Bolivia pretende cerrar el capítulo abierto el 20 de octubre. Morales, refugiado en Argentina, no podrá presentar su candidatura, conforme al acuerdo alcanzado por el MAS y los aliados de Áñez.

También te puede gustar...

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *