0

El ciclón ‘Kenneth’ ha dejado viviendas destruidas y algunas zonas sin electricidad tras tocar tierra en el norte de Mozambique, convirtiéndose en el segundo fenómeno de este tipo en poco más de un mes en golpear el país africano.

La tormenta, de categoría 4, ha golpeado el norte del país con vientos de hasta 280 kilómetros por hora tras dejar al menos tres muertos en Comoras el jueves. Su llegada a Mozambique se produce después de que ‘Idai’ golpeara el país el pasado 14 de marzo, donde dejó más de 600 muertos.

Alrededor del 90 por ciento de las casas, en su mayoría de adobe, han quedado destruidas en Ibo, un distrito de la provincia de Cabo Delgado (norte), donde tocó tierra el ciclón, según un primer informe del grupo local Associacao Amigos de Pemba.

Más al sur, en Quissanga, también hay informaciones de casas destruidas, según la asociación. Ninguno de sus contactos en Muidumbe, más hacia el interior, ha contestado a sus llamadas, mientras que también hay problemas de comunicación con el distrito de Macomia, al norte de Quissanga.

Saviano Abreu, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), quien se encuentra en Beira, donde golpeó ‘Idai’, ha indicado que hay informaciones de que Macomia ha resultado duramente golpeado, pero por el momento se tienen pocos detalles.

Shaquila Alberto, propietaria de Messano Flower Lodge situado en la costa en Macomia, ha contado que hay árboles caídos y que las viviendas en las zonas rurales han resultado dañadas. Algunas zonas en el puerto cercano de Pemba se han quedado sin electricidad.

Más al sur, en Pemba, Elton Ernesto, recepcionista del hotel Raphael, ha contado que el ciclón ha provocado la caída de árboles pero no daños importantes. El hotel tiene electricidad y agua, ha precisado. “Ha dejado de llover”, ha añadido.


POSIBLE SEGUNDA OLA DE DESTRUCCIÓN

Sin embargo, Michael Charles, un responsable de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), que se encuentra en Maputo, ha advertido de que las intensas lluvias de los próximos días porbablmente provocarán “una segunda ola de destrucción” en forma de inundaciones.

Las inundaciones en los días posteriores a ‘Idai’ provocaron la mayoría de muertes y destrucción en el centro de Mozambique, sumergiendo localidades enteras, dejando la zona aislada de la asistencia humanitaria y arruinando las cosechas.

Charles ha señalado que aunque por ahora no están claros los daños, y la FICR no ha conseguid contactar con sus voluntarios en Cabo Delgado, espera que las inundaciones tengan impacto. “Las casas no son tan solidas y la topografía es muy arenosa”, ha explicado. Los trabajadores humanitarios y las autoridades han trasladado a unas 30.000 personas a edificios seguros como escuelas.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha advertido que la tormenta podría dejar hasta 600 milímetros de lluvia en la zona en los próximos 10 días, el doble de lo que Beira recibió tras ‘Idai’. Las autoridades han admitido su preocupación de que cinco ríos así como los cauces costeros puedan desbordarse. Unas 680.000 personas están en el camino que recorrerá el ciclón.

Entretanto, según informa la agencia DPA, el presidente del país, Filipe Nyusi, ha llamado a la calma en un mensaje televisado a la nación. “Los mozambiqueños saben cómo responder a desastres como este”, ha afirmado, asegurando que por el momento no se tiene constancia de víctimas mortales.

“El Gobierno está movilizando recursos para responder de forma adecuada. Estamos hablando con Naciones Unidas y nuestras fuerzas de seguridad y defensa están listas para responder al desastre”, ha indicado Nyusi, que ha anunciado que “el primer ministro volará a las zonas afectadas tan pronto como sea posible”

También te puede gustar...

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *